martes, marzo 21, 2006

más allá de Tanhäusser

(esta es mi réplica al post de hoy que SamCorco me ha dedicado... espero que te guste)

Ese lunes se había levantado con el pie izquierdo. Se había dormido antes de llegar a clase, justo cuando el despertador le indicaba que debía abandonar a Morfeo, y sus ojos rojos indicaban cierta desesperación. La noche anterior se había quedado hasta tarde releyendo a Kundera, y pensando en la insoportable levedad del ser, y en la absoluta ligereza de sus pensamientos más profundos.

Había sido un inicio de lunes complicado. El rencuentro con la realidad no había sido demasiado afortunado, y todo parecía amontonarse a su alrededor, creando una especie de muralla que trataba de contenerla y no dejarla huir. Pero con las uñas había logrado hacer un pequeño agujero y escapar de esa prisión de cartón piedra y metal.

Esa tarde había quedado con alguien en el centro de Barcelona. Un café, una charla sobre literatura, cine y actualidad con alguien a quien no había visto nunca, pero había aceptado y faltaban menos de dos horas para poder encontrarse con él.

Llegó a casa y dejó la mochila sobre el sofá. Sacó todos los libros, apuntes y carpetas, y metió dentro del bolso su libreta y un libro sobre cine negro, y puso pilas nuevas al discman. ¿Qué disco se llevaría? Tom Waits, o quizá The Smiths. O quizá Morrissey en solitario. Mientras cocinaba, tenía el televisor encendido: esa pequeña ventana abierta a un mundo lejano que a lo mejor nunca llegaba a conocer en primera persona, pero que ansiaba conocer. Su alma curiosa era mucho más fuerte que ella.

Se sentó en el sofá con un plato sobre su regazo, mientras el televisor seguía vomitando malas noticias que le arrancaban la sonrisa al instante. Comió con prisa, porque se le empezaba a echar el tiempo encima, y tras recoger la cocina volvió a sentarse en el sofá. Tenía tiempo... tenía... tiempo...


Despertó de golpe a las cinco y media. Llegaba tarde a su cita, muy tarde, y era probable que él ya no estuviera allí para conocerla, para encontrarla entre los pasillos de la FNAC en la que se habían citado. Pensaría que Robotrix era una maleducada, poco formal e infiel a su palabra. Y ella incluso le llevaba un regalo...


La FNAC estaba misteriosamente desierta esa tarde. La sección de cine parecía una llanura africana, sin árboles ni jirafas en el horizonte. Ni soñadores, ni replicantes. Preguntó a todos los dependientes por el dvd de "Blade runner", con la esperanza de poder volver a encontrarle, pero no les quedaba ni uno. Los habían vendido todos.

"Maldita sea", dijo entre dientes. "Me he vuelto a quedar sin el dvd... y sin conocer al soñador". Y salió de la tienda pensando en lo enfadado que iba a estar él. Esa noche escribiría sobre el tiempo y sobre la puntualidad. Esperaba poder redimir y depurar su culpa.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

molt xulu es text, a mes descriu molt be com ets.... la teva motxilla amb els llibres, el discman amb la teva musiqueta.. nomes veig un petit incombient... aquesta encantadora senyoreta poques vegades, poquissimes, arriba tard ;) Petonas B :****

La puteta (jo, no tu :P)

8:00 p. m.  
Blogger Pam said...

Molt bonic, nena! Me he visto a mí misma corriendo por "El Triangle",estresada de la vida!
Besitos !!

PAM

8:12 p. m.  
Blogger Reaño said...

apenas supe que tu pluma había salido en pos (y en "post") de la diana, he venido raudo.
Gracias por seguir escribiendo. Y veo que, esta vez, la historia ha sido a 4 manos: ¡olé!
Sobre Papini, tiene dos etapas, una más desesperanzada antes de su conversión y la otra más "esperanzada". Yo, por un petit bonheur, prefiero la desesperanzada, pero, cuestión de gustos.
Que estés bien!

8:32 p. m.  
Blogger anna said...

Preciosa rèplica al text d'en Samcorco!! ara imaginava les dues histories entrellaçades. Tú , amb la teva floreta al cap i el mono texà que tan m'agrada. Ell, nerviós, mira i busca entre la secció de cine. Tú, contes cada segón del rellotge. Travelling del tren. Els seus ulls. Els teus ulls. Us creuareu?. Ell surt per la porta de FNAC. Tú entres. No us dona temps a mirar-vos però us heu creuat!...Sería un molt bon curt nois.
.
.
.
Moltes moltes gracies pel teu comentari. M'alaga molt que algú com tú, que sap tan i tan i escriu tan i tan bé em digui això.
Merci i Felicitats!!!

MilPetons Wapaaa, Cuida't molt!

11:40 p. m.  
Blogger Joana Pol said...

Yo he llegado aquí por el título. Me encanta Blade Runner, y especialmente el monólogo inolvidable de Rutger Hauer al final de su existencia. Yo he publicado hace tres meses, pero pierdo el mundo de vista por momentos: estas navidades sale un cómic basado en mi novela, y en 2007 un videojuego, y es posible incluso una peli. Alucino por un tubo.

1:38 a. m.  
Blogger anna said...

OOO i taaaant que comptes amb mi!!!!
cuan vulguis!!!...
Jo també tinc moltes ganes de fer algo més productiu que les absurdes clases que ens donen.
Almodóvar va començar sense estudis i mira'l. No és el meu model a seguir, però si un exemple.

Algo farem , segur!

Mil Petons, reina! ;)

11:39 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home