jueves, febrero 16, 2006

Sólo luz

Claroscuros.

Entra por mi ventana una extraña luz, como azulada, que me recuerda a ti, me recuerda a mí, y en realidad no me recuerda a nada. Sólo es una luz.

Y con la persiana medio bajada forma sobre mi vientre figuras ausentes de luz, como una santa comparsa, como un desfile in absentia que me viene a recordar que me acarician las sábanas, que la noche es de huir y que a lo mejor, desde hoy, serán más largos los silencios.

Siempre fui un desastre en el arte del recuerdo. Suelo calzar los tacones del olvido, y la falta de costumbre me sigue provocando llagas en los pies. Quizá sea un castigo divino.

Bajaré la persiana y cerraré los ojos, tratando de perderme entre el crepúsculo y su color.


Mis tacones del olvido siguen en un rincón, esperando que llegue la penitencia del amanecer. Y con él, de nuevo, esa extraña luz azulada.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

precios com sempre, com tot l'ho que escrius, en la teva linea :*****

7:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

i si et fan mal, doncs cambia de sabates,no? :*****

7:29 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home