jueves, febrero 02, 2006

He venido a ver el mar

- Sabía que estarías aquí.

- ¿Lo sabías? Cierto, soy tremendamente imprevisible.

- ¿Me estabas esperando?

- En realidad no... he venido a ver el mar.

Había escogido aquel rincón de la ciudad porque, precisamente, desde allí no se veía el mar.

- Cuando quieras nos vamos...

Está bien, empieza a recoger mis cosas. Pero ve tú delante. Yo me quedo a ver el mar.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home